Pensamiento de diseño para las relaciones de pareja

bolditalicpiece_simplifiedV4-01

 

Este artículo sobre un libro bastante sugestivo: ” Dating by Design”, nos pone de cara una mirada cotidiana y a su vez extraordinaria de ver y vivir el pensamiento de diseño ¿De qué otras cotidianas maneras podemos aplicar el pensamiento de diseño? ¿Acaso es en la experiencia de lo común, en la dimensión en que puede ser más entendible este proceso? ¿Podría ser así trasladado a nuestras prioridades cómo empresa? ¿Qué pasaría entonces si el Pensamiento de Diseño se aplica a las simples cosas, para luego abordar los desafíos más complejos? Definitivamente se relaciona con la travesía del héroe de Campbell, de un mundo ordinario, se salta al umbral del mundo extraordinario (mágico) y allí se retorna en un ciclo de infinito (iterativo) aprendizaje, experimentación, fallas, redefiniciones.

http://www.thebolditalic.com/articles/3871-relationships-by-design

http://datingbydesign.ca/

 

Co-creación de una Toolkit desde el Design Thinking

Caja

¿Qué pasaría si (…)

A través de un proceso intencionado desde el Pensamiento de Diseño (Design Thinking) se potencializará la confianza creativa (Creative Confidence) al interior de EMBEREK, para ser implementada en escenarios creativos con sus clientes. Co-creando una Toolkit (kit de herramientas), que potencialice la VP (Propuesta de valor) de EMBEREK en investigaciones de mercado y estudios sociales, mezclando lo mejor del pensamiento de diseño con lo mejor del pensamiento antropológico ?

Aquí comienzan las posibilidades…

“La ansiedad puede compararse al mareo. Aquél que por casualidad se encuentre mirando hacia el ancho abismo se mareará. Pero, ¿cuál es la razón para esto? Está tanto en su propio ojo como en el abismo, porque supón que no hubiera mirado hacia abajo. Es así como la ansiedad es el mareo de la libertad, que emerge cuando el espíritu quiere proponer la síntesis y la libertad se asoma al abismo hacía su propia posibilidad, echando mano de la finitud para soportarse a sí misma. La libertad se rinde ante el mareo. En ese preciso momento todo ha cambiado, y la libertad, cuando vuelve a surgir, se encuentra con culpa. Entre estos dos momentos está el salto, que ninguna ciencia ha explicado y que ninguna ciencia puede explicar. Aquél que se vuelve culposo en la ansiedad se vuelve tan ambiguamente culposo como es posible volverse.”

Kierkegaard